Hombre

008

El ángel nos dice que la madre es el refugio de todo nuestro sistema, la que permite hacernos fuertes ante las inclemencias de la vida: primero mientras estamos dentro de su útero, nuestro castillo, y después con su amor.

Todos los seres contamos con la protección de nuestros padres, pero puede haber muchas situaciones durante nuestra infancia en las que sintamos la falta de ese contacto con el amor que debemos recibir.

El calor maternal es un contacto que la madre naturaleza aporta a todos los seres. De hecho, siempre decimos “como el amor de una madre, no hay nada”, aunque depende de las circunstancias y de las madres. Por eso no hay que dejar de lado el calor del padre, aunque sea más disciplinado y con menos mimos.

Los dos amores nos son imprescindibles para crecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s